lunes, 12 de marzo de 2012

El vigilante de la salamandra de Félix J. Palma

Primer libro de relatos por Félix J. Palma publicado allá en 1998, diría que absolutamente descatalogado pero  se puede encontrar rastreando por las bibliotecas barcelonesas. Los relatos que contienen El vigilante de la salamandra versa sobre  la envidia, el anhelo de una vida mejor o como respondemos en situaciones limites, pero todo ello no son más que excusas para hablar sobre la soledad humana. Soledad provocada por el anhelo de amor, sobre relaciones rotas, sobre conflictos de pareja o  sobre la ausencia de él y ni ganas de encontrarlo/recuperarlo. Los relatos empiezan con una premisa costumbrista relatando vidas anónimas simples y anodinas para darle un giro y convertirlos en relatos de cariz fantástico enmarcados en una suerte de realismo mágico o quizás en cuentos dignos de la mítica serie the twilight zone.  

Premisas fantásticas o no, que van desde una vidente capaz de prever la muerte, un chico intercambia su reflejo con una desconocida, un joven deja todo su mundo por un trabajo muy peculiar, un marchante encuentra a su doble en un pueblo perdido, el largo proceso de seducción hacia una chica y su madre, o un poeta vende los besos de su prometida para financiar sus rimas estas son algunas de sus historias.

Félix J. Palma en estos relatos primerizos ya marca su estilo posterior, lenguaje cuidado, adjetivos a porrillo y contar más que escribir diálogos. Ya que en este libro los diálogos brillan por su ausencia, haberlos hay los pero en cuenta gotas, no deja que un dialogo le estropee la atmósfera que crea. Una atmósfera vivida y muy creativa, que impregna cada relato de magia transportándonos a través de ella  por el camino que Palma quiere, causando al final un gusto agradable y una sorpresa constante.

Dicen que Palma da lo mejor de si en sus relatos después de haber leído estos y los de El menor espectáculo del mundo puedo decir, sin desdeñar de sus novelas que así es.

Pd: próxima parada con Palma: El mapa del cielo.

2 comentarios:

membrillu dijo...

No me'l perdré! (El que no se és quan caurà...)

Miqueldps dijo...

Jo ara estic llegint un altre llibre de Rafael Marín i la semana q ve sense falta ja començare El mapa del cielo,