miércoles, 18 de septiembre de 2019

Muerte a los Normies de Angela Nagle

Contracultura: Es un movimiento cultural y social caracterizado para contraponerse a los valores culturales y ideológicos que dominan la sociedad.

Este libro explica como la contracultura actualmente es de derechas; porqué la izquierda ganó la batalla cultural a partir del Mayo del 69 y estableció sus valores como los correctos. La contracultura  de izquierdas venció en los 70/80 que luego fuera fogacitada y absorvida para amansar las fieras al hacerla inocua ya es otro tema. Mientras por su banda la derecha gano la guerra económica. Es decir lo postulados de la izquierda  referentes: a la discriminación positiva, el arte,  el canon occidental, la censura, el feminismo y la pornografía, han pasado a ser mainstsream y aceptados por la mayoría de las sociedades occidentales.  Trump venció gracias a los movimientos contraculturales de principios de 2010 y al surgimiento de la Alt-Right. Contracultura es atacar al sistema y al canon establecido, Trump ataca la supuesta hipocresía del pensamiento políticamente correcto. Trump es contracultural.  

Por su lado la derecha, decíamos, ganó la batalla económica Reagan y Tatcher fundaron el neoliberalismo y el mundo se esta yendo a la mierda desde entonces. La derecha recortaba derechos sociales, se reventaba  los derechos sindicales pero, como de paso supuestamente, combatía el marxismo y los enemigos del país sus votantes eran felices. La izquierda mientras defiende sus postulados, culturales,  podía reventarse oriente medio a base de drones sin demasiada afectación electoral. O establecer políticas liberales sin  objeción. La clase obrera toma conciencia de ser clase benestante, por lo tanto ya no han de cambiar el mundo, y se vuelve de derechas. Los debates que si que se  radicalizan son los raciales, los sexuales y de género. Esta radicalidad es vista como algo a combatir por parte de la derecha y de la Alt-Right. 

Y la izquierda como venció y hace pasar políticas liberales como cosas de izquierda (contratos basuras, etts, liberalización del transporte, impedir referéndums)  se aburre. Y como se aburre crea debates inútiles y inocuos alejados de la sociedad. En este libro se expone diferentes ejemplos de como la izquierda americana mediante blogs y foros tumblr se enfangaba en luchas cainitas y estériles Por ejemplo  se formó un debate sobre la definición de género, simplificando un poco ,tenemos que existen 14 tipos de géneros identitarios.  Otro ejemplo de esta futilidad fue cuando una oradora de izquierda, que trataba temas como la interseccionalidad, fue boicoteada en una universidad porque en sus escritos  no utilizaba los artículos neutros por ello descriminaba a los transexuales,  entonces fue  vilipendiada por sus propia gente. La izquierda además se autofustiga por ser blanca y hegemónica.  O juzga el canon occidental cultural con parámetros actuales y lo cuestiona todo, socava los fundamentos sociales y con ello consigue desnortar a mucha gente. Porque para tener algo a lo que seguir no hace falta comprenderlo todo. Pero si que la idea quede clara, si  se marea la perdiz y  se confunde al votante y explicas  estas cosas por los bares  el joven bacala que los escucha, sin demasiado posicionamiento político, ve un meme descojonandose de todo ello  y  se va a votar a Trump de cabeza. Porque los memes de derecha juegan con una ventaja; pueden ser todo lo politicamente incorrectos que deseen sin ningún limite para  atacar al sistema. La antigua derecha moralizadora y cristiana no hubiera permitido esto, pero la Alt-Right ya no es cristiana bebe del nihilismo, la incorrección y del individualismo extremo.  Mientras la izquierda tiene límites ya no puede ser incorrecta o faltona porque tiene moral. 

La izquierda monopoliza el debate público cualquier opinión que se salga de su buenismo ideológico es censurada. Esta censura es aprovechada por la Alt-Right para llamarlos intolerantes y fascistas (sic). La derecha o más bien la Alt-Right  tiene toda una horda de trolls de internet: que crean infinidad de memes, enfangan debates a base de insultos, amenazan y boicotean  páginas webs, cosas absolutamente primarias pero que permiten hacer calar su posicionamiento entre sus bases o mediante el desprecio al otro ganar adeptos a su causa. Dos ejemplos locales que hemos visto hace poco serian: uno el caso de las defensoras de las gallinas violadas (1) y dos la revelación de Pilar Rahola que el antiguo rey de España le toco una teta; las reacciones viscerales en los dos casos son forma de esta nueva forma de contracultura. En el primer caso es una forma de desprestigiar la cultura vegana, en el segundo caso atacar al feminismo.

En definitiva la izquierda a desconectado de la realidad y de sus bases y esto ha sido utilizada por la derecha para ocupar su lugar. No en vano el nuevo fascismo está arraigando en barrios obreros. Alguien de Monrovia (indiana) ve a Hillary Clinton y no conecta con ella  porque su mundo cosmopolita lleno de ensaladas-gintonics  no es el de la américa profunda. Mientras Trump gana porque se enfanga en opiniones populistas y esdeviene cultura ya que, supuestamente, piensa como ellos.  En este caso hablamos de cultura no como elemento artístico sino como lo que define una sociedad y sus características propias.  Estas son algunas de las conclusiones que he llegado al leer el libro, pero Angela Naggle vertebra este relato a través de la guerra cultural que se produjo en internet a principios de 2010, hasta nuestros días, pone muchos ejemplos y es una opinion que me ha volado la cabeza. Ella afirma, después de todo lo expuesto, que hay que acabar con la actual contracultura.

pd: los normies son la gente supuestamente alienada por lo mainstream y que no se entera de que va la vida.


(1). Pongalon en el buscador que paso de difundir según que webs. 

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Los surcos del azar de Paco Roca

 Esta novela gráfica de Paco Roca se convirtió en un clásico instantáneo en 2013. En ella se narra el periplo de un grupo de españoles que tras la derrota de la República se exilian a territorio francés. El protagonista es Miguel Ruíz, que acaba en un campo de concentración en Oran. Recordemos que los franceses ante el aluvión de exiliados españoles los recluyeron en campos de concentración ya sea en Orán o en Argeles. Tras la victoria del eje, estos republicanos pasaron a la Francia  libre donde, a las órdenes del general Leclerc y en la compañía Nueve 156, los españoles acabaran liberando París el 25 de agosto de 1944 de las zarpas de los Nazis.

  Ahora que se  han cumplido 75 años de la liberación de París,  Los surcos del azar ha sido reeditada con una nueva portada centrada en el desfile de la Nueve por los campos elíseos tras la liberación. En esta nueva edición encontramos 24 nuevas páginas que contienen entrevistas con Manuela Carmena, la anterior alcaldesa de Madrid, y Anne Hidalgo, alcaldesa de París y nieta de exiliados republicanos. 

  La aventura de la Nueve resulta apasionante, triste, divertida y mucha veces produce rabia ante la actitud de Europa. Paco Roca dibuja con una gran técnica cinemática y transmite con sus pinceles todo tipo emociones. La historia se narra en dos líneas temporales: una pasa en la actualidad donde el dibujante, a la manera de Javier Cercas, se acerca a un antiguo superviviente para que le cuente su historia; la otra línea temporal es la que transcurre siguiendo los recuerdos de Miguel,  a partir de marzo de 1939, y arranca en el puerto de Alicante con la desbandada republicana a finales de la guerra. Miguel pasará por el barco Stanbrook, Oran, Escocia, Inglaterra, Normandía y finalmente París.  La Nueve nos es mostrada  por Miguel y nos traslada a esos  momentos llenos de recuerdos intensos, de camaradería, de orgullo y reivindicación. Nos enseña que los que liberaron la Francia estaban compuestos por múltiples nacionalidades:  españoles, pied-noirs argelinos, alemanes, italianos, turcos o chadianos. La solidaridad internacional antifascista funcionó. El caso de los Chadianos es sangrante, ya  ellos  desde Camerún empezaron la liberación de Francia, atravesaron todo el corazón de África hasta Argelia bajo las órdenes de Lecrerc, y allí los licenciaron porque no querían negros liberando Europa. Los Españoles eran enviados como avanzadilla porque eran soldados veteranos de la guerra española, gente dura y bregada y firmes candidatos a ser carne de cañón. 

  La memoria es corta, y dura lo que una huella  en la playa. Muchos no se acuerdan del exilio español, durante el cual 500.000 personas se esparcieron por el mundo algunas con más suerte que otras. Por ejemplo hubo 3000 españoles que se pasaron  semanas a bordo del Stanbrook, donde no les dejaban desembarcar a puerto seguro; los países occidentales se pasaban la pelota mientras ellos vivían en condiciones infrahumanas. Cuando  por fin desembarcaron fueron a parar al desierto de Oran y destinados a construir la linea transahariana. Por ello esta obra de Paco Roca tendría que ser lectura obligatoria para recordar nuestro pasado y ayudar desarrollar nuestra empatía. La memoria de España es escasa y no se reivindica, ya sea la gesta de estos 156 hombres o la epopeya de Magallanes. Ahora que se cumplen 500 años de su inicio, ambos aniversarios solo han sido pie de página en algún periódico. Se vive en la inmediatez ya que nadie quiere batallitas. Una población formada en historia quizás tendría algo que decirle a los politicuchos que tenemos, pero eso no interesa.

¿Para que llamar caminos
a los surcos del azar?
Antonio Machado dixit.

domingo, 8 de septiembre de 2019

Robots de cine de María a Alita de Jordi Ojeda


Jordi Ojeda es ingeniero industrial y profesor en la UB, donde dirige un proyecto de divulgación científica y tecnológica utilizando como instrumento pedagógico los cómics, la literatura de ciencia ficción y el cine fantástico. Además es todo un Pope en el mundillo friki de Barcelona, siendo una de las caras más conocidas y apreciadas en la presentación de eventos relacionados con comics, literatura y otros elementos del género Forma parte del Festival de Sitges y ha sido comisario en múltiples exposiciones como:Robots en su tinta (blog homónimo aquí)

 Robots de Cine de María a Alita, es una obra definida por la vocación divulgadora de su autor, que a través del genero fantástico nos presenta el futuro que nos espera. Esta obra de una forma amena y tremendamente adictiva nos presenta todos los futuros usos de la robótica y muchos de sus usos actuales.  El libro se podría llamar Todo lo que quiso saber sobre robótica y no se atrevió a preguntar (o ni tan siquiera se le había ocurrido). Este nos presenta en sus 300 páginas un exhaustivo repaso por todos los términos y conceptos de la robótica: androides, ginoides, geminoides, cyborgs o drones. Así mismo hace un repaso histórico por el origen de los robots,  empezando por el siglo XVIII con los autómatas (que tanta importancia tienen en la literatura de Carlos Ruiz Zafón) hasta el origen de la misma palabra Robot. En el idioma checo de origen vendría a significar siervo o esclavo (para más información consulten el libro) y la usó por primera vez uno de los pioneros del género, Karol Kapec, en su obra R.U.R. (Rossum´s Universal Robots). Otra obra reverenciada de el autor checo es La guerra de las salamandras, recientemente reivindicada y publicada por las editoriales Gigamesh en castellano y Males herbes en catalán.

El libro hace un repaso sobre el cine de robots desde la ginoide María, que aparece en Metropolis de Fritz Lang, hasta  la última adaptación del manga Alita por parte de Robert Rodríguez. Lo que sería desde el comienzo del género y sus primeros pasos hasta el advenimiento total de la robótica en el posthumanismo del Angel de Combate. El libro va marcando una serie de checkpoints que supondrían avances en el género y en las ideas:  Frankenstein, Ultimatum a la tierra,  2001, La guerra de las galaxias, Alien, Terminator,  El hombre Bicentenario Matrix o Her.   Pero como no solo de cine vive el friki (o de la divulgación científica), por las páginas de este libro pasan obras de teatro y escritores míticos  como Isaac Asimov con sus ya canónicas leyes de la robótica, el legendario Ray Bradbury o, el más vigente de todos, Philip K. Dick.  La pequeña pantalla también tiene una gran presencia con su ristra de series: las pioneras The twilight zone o Outer Limits; las centradas en viajes espaciales como Star Trek, especialmente La nueva generación y su inolvidable androide  Data, o Battlestar Galactica con sus temibles Cylon; o la última gran serie sobre los estragos de la tecnología en la sociedad presente y futura (hablamos, claro está, de Black Mirror). 

En total Jordi Ojeda cita casi quinientas obras de ficción interdisciplinar  para difundir todo el conocimiento posible sobre los elementos robóticos. Hay que decir que  es imposible abarcar en un solo libro todo lo referido a los robots en la ficción, pero en Robots de cine sí que puede decirse que se citan todos las obras que deben estar con gran profusión de fotos, a todo color, y papel satinado. Esta obra puede servir para  concienciar  nuestras mentes sobre la próxima revolución  y prepararnos para sus peligros, y no abandonarnos en ese tenebroso valle desconocido (concepto muy interesante explicado en este libro. Y así ya no solo advertirnos de la próxima guerra contra las máquinas,  sino también de los retos que nos supondrá la tecnología con la deshumanización y la alienación que ella podría comportar.   El libro es una toma de conciencia sobre  sus ventajas y sus virtudes si caen en buenas manos (un gran poder conlleva una gran responsabilidad). Pero sobre todo es un elogio a la ciencia ficción y como ella ha contribuido al avance de la humanidad, porque primero alguien imaginó un elemento imposible al servicio de una ficción que luego algún, dígale ingeniero llámele  Bad doctor, hizo real.  


miércoles, 28 de agosto de 2019

El séptimo hijo de Orson Scott Card

Un séptimo hijo varón siempre ha sido signo de buena suerte, pero si sé es un séptimo hijo de un séptimo hijo ese niño está predestinado a ser alguien importante o cuánto mínimo mago. Alvin Miller Jr. pertenece a esa estirpe y por ello está destinado a ser un hacedor (a k.a. mesías).

Esta novela supone la segunda saga más importante de Orson Scott Card tras la de El juego de Ender. La saga de Alvin Maker, en la que se narra la historia de unos EEUU alternativos a caballo entre el s. XVIII y el XIX, está compuesta por 6 libros. Los EEUU se han independizado en forma de 7 estados, tres de ellos holandeses e incluso uno indio.  Canadá sigue siendo francés e Inglaterra tiene varias colonias. Aparecen  personajes reales como Ben Franklin o Thomas Jefferson. Lo que hace Orson Scott Card es hablarnos de mitología, al estilo de Joseph Campbell, y nos dibuja el momento de la fundación de los EEUU, llena de ritos. Nos demuestra lo importante de las palabras, como por ejemplo cuando Franklin define a los antiguos colonos como americanos (en español correcto estadounidenses) y como en torno a esa palabra se conforma una nueva identidad alejada de las metrópolis y una conciencia de nación.

Y la verdad es que poco más sucede en esta primera parte más allá de ser el origen y las bases del futuro mito que será Alvin Maker. La novela,  no obstante, resulta muy entretenida: nos narra el nacimiento y la vida de Alvin Jr. hasta los diez años y la asunción del niño de su carácter exraordinario y poderes (mágicos de verdad). El antagonista es un poder que permanece oculto, el Deshacedor, que quiere matar a Alvin para evitar que de mayor se enfrente a él. Otra virtud de la obra es su cantidad importante de personajes carismáticos como: el Truecacuentos, los padres de Alvin, sus hermanos, el cura o Soldado de Dios.

La novela se desarrolla contraponiendo las artes de brujería que muchas veces son los remedios de la abuela (que funcionan) y la fe cristiana matizada con cierto racionalismo (que funci....bueno, tú ya sabes). El cura creyente es un estudiante de sesomancia, que consiste en tocar la cabeza de la gente para saber que males padecen. Los remedios de la abuela y conjuros protectores no están en guerra con la fe cristiana, por ejemplo la madre de Alvin y hermanas las practican y son muy beatas. El cura en cambio les quiere dar un matiz racional, y el personaje de Soldado de Dios abomina de ellas directamente.

El arte narrativo De Scott Card me obsesionó con "El juego de Ender"; ahora con "El séptimo hijo" teje un relato vibrante contando una historia de la América rural casi costumbrista. El primer capítulo engancha solo con un relato del miedo que padece una niña a Maggy la mala, que es una gallina. Luego nos narra la vida en la frontera cual Dorothy Jonhson y nos instruye en la filosofía que rige este mundo alternativo.

Está primera parte sirve para situar el marco mental y teórico en el que se desarrollará la saga, narra antecedentes históricos y da perspectivas futuras.La cosa promete.

lunes, 26 de agosto de 2019

Narcís Monturiol i les pedres de l'infern de Sebàstia Roig i Toni Benages y Gallard


L'estupenda editorial Males herbes és passa al món del còmic amb aquests dos autors. Anteriorment hi havien publicat "Les extraordinàries aventures de Francesc Pujols" i ara sant tornem-hi amb aquest obra, aquest cop a totcolor.

Trobem una aventura situada a Cadaqués, on a mitjans del segle XIX trobem establert a en Narcís Monturiol  (enllaço vikipedia pels despistats) Degut a uns assumptes socialistes (els de veritat, no els que tenim ara) ha hagut d'abandonar Barcelona. A les costes del cap de creus fa unes setmanes qued pescadors.  En culpen a la Sabana, una noia que viu sola i que,  com a tota noia independent i que viu sola, l'acusen de ser una mica bruixa (de les que fan mals d'ulls, encanteris i es cruspeixen nens o pescadors). Finalment s'oferirà una recompensa per esbrinar el que realment passa i en Narcís i la Sabana, junt el forçut Congre i en Diri, fill d'un dels pescadors desapareguts, s'endinsaranu a unes  coves per trobar la veritat.

Narcís Monturiol i les.... és un còmic pulp, una aventura que retrau a les novel·les decimonòniques amb artefactes estranys (steam punk), i  un munt d'homenatges (Indiana Jones, el llibre de la selva....)  i on l'aventura crida a l'aventura. Però també trobem referències a la Ben Plantada d'Eurgeni d'Or, on la Sabana seria una transsumpte de la Lidia de Cadaqués (1). El seu dibuix  un aire tintinesc on tot té relleu i és una preciositat de línies clares. La trama pot resultar una mica maniquea on els bons són molt bons i els dolents molt dolents, però això és una invitació perquè els petits de la casa puguin gaudir de l'aventura proposada i els més grans ens remuntem a la nostra infància. La història té prou crítica social: als diners  y a la política de l'època, la qual cosa permet gaudir-la a un nivell més adult. Tot el que pública Males Herbes té un segell de qualitat propi i sempre resulta interessant i per descomptat aquesta obra no s'hi queda enrere.



(1): https://elbiblionauta.com/ca/2017/10/30/narcis-monturiol-i-les-pedres-de-linfern-2017-sebastia-roig-i-toni-benages/



domingo, 25 de agosto de 2019

Indies, hipsters y gafapastas de Víctor Lenore

 

 Víctor Lenore es un crítico musical que estaba adherido a lo hipster. Años después ha escrito este librito desmontando  sin piedad la movida hipster. Que retrata: su esnobismo, su poco calado, su vacío disfrazado de transcendencia. Habla de la apropiación intelectual encarnada en el dj Diplo. Como un hipster no tiene amigos, no tiene bares de reunión, la tribu indie se mueve por eventos. Compuesta por gentes hiperindividualistas, hiperconsumistas que han de verter sus mierdas con una aura cool para no sentirse culpables. Su escaso compromiso político hace que lo hipster sea la cultura del poder. Si usted siempre sospechó de lo hispter y no sabia el porqué; aquí tiene las claves para entenderlos y despreciarlos un poquitín más.





martes, 20 de agosto de 2019

Antifa de Marc Bray

Marc Bray es historiador de derechos humanos, terrorismo y radicalismo en la Europa moderna. Y fue uno de los impulsores del movimiento "Occuppy Wall street".

Nos presenta este manual antifascista transnacional donde: primero hace un repaso a el surgimiento del fascismo en el período entre guerras y su oposición, posteriormente repasa la lucha antifascista hasta el siglo XXI y finalmente expone la situación del fascismo en la actualidad y las dinámicas que han provocado el boom  de los partidos pseudo fascistas y el advenimiento de Trump.

Y la principal conclusión de este libro es la obvia: "el fascismo no se lo discute, se lo combate (en todas sus formas)".

El fascismo está obteniendo gran prédica entre los jóvenes porque es la forma de revelarse contra el "establishment", el llevar la contraria a los padres de toda la vida vamos. En un mundo donde la opinión mainstream es que hay que ser tolerante, no racista y feminista, los jóvenes buscan la alternativa.

En Estados Unidos y en Europa triunfan las tendencias fascistas debido al miedo y a sentirse un loser. Se presenta al hombre blanco como al débil, que tiene en peligro su status.
La conciencia de hombre blanco es una forma política de definirse a sí mismo. El hombre blanco durante siglos se ha visto definido por el heteropatriarcado, cierto sentimiento racista de superioridad y el antifeminismo.  Ahora los nuevos vientos políticos y sociales ponen en peligro la enquilosada definición de hombre blanco de toda la vida, los blanquitos se definen de forma lastimera como minoría... Cuándo hacen esto, lo que realmente quieren decir es: que su estatus (repetimos) heteropatriarcal está en peligro. Y eso es un asunto de poder y control social.

Marc Bray plantea la cuestión: ¿Hay que negarles a los fachas la libertad de expresión y las tribunas para que viertan su demagogia? La respuesta es sí, porque una cosa es libertad de expresión  y la otra verter odio. Los vertidores de odio fascistas primero te insultaran y cuando tengan el poder te aniquilarán. Y encima esta agitación de las masas en pos de una supuesta minoría blanca la hacen para perpetuar en el poder a sus verdaderos amos, las clases altas y expoliadoras. Te harán sentir un loser puteado, para aprovecharse de ti pagando un sueldo que no llega a mileurista, promoviendo tu individualismo para  que no tengas fuerza de oposición ante ellos y sientas  indefensión y quedes alienado. Pero como  tú sistema, que se basa en la unidad de la patria, la superioridad blanca, el sometimiento de las mujeres y las benditas tradiciones, estará en su sitio, tú serás estúpidamente feliz, mientras se ríen en tu jeto. Tendrás un dirigente que promueve el militarismo y no ha hecho la mili, o que despotrica del sistema público y ha vivido de él toda la vida, o que habla de familia tradicional y está divorciado. O tendrás otro que será un veleta político y que su discurso se fundamente en un número: 155. Sin propuestas reales, solo escalando políticamente a base de cizaña, será un héroe de la nada (me refiero a la de "la historia interminable", esto sigue siendo un blog friki.)

Otra cuestión es: ¿Hay que combatirlos de forma violenta? Pues depende. Bray promulga la acción no violenta pero apoyada por gente  que ante un ataque fascista violento, sea capaz de devolver los golpes.

Bray promulga que el antifascismo debe promover las relaciones sociales para crear una red donde difundir sus ideas: bares, librerías, centros culturales. No abandonar los lugares donde nació la izquierda en manos de los fascistas. Promover una solidaridad obrera y de barrio. Combatir y desenmascarar a la izquierda progre-xupi-guay alejada de sus bases (como el PSOE, los whigs o los demócratas) que solo sirven a los poderes fácticos.

Si quieren formar una red antifascista en su ciudad, este es el manual definitivo con lecciones y ejemplos históricos, tácticas de lucha más o menos pacífica, y todo ello señalando quien es el enemigo y sus motivaciones ocultas. Pero, ante todo, promueve una actitud vital antifascista.


pd:  sobre estrategias fascistas
pd: sobre feminismo