domingo, 10 de julio de 2011

Seis de los grandes de James Ellroy

Seis de los grandes destaca por su visceralidad. Su narración. Sus frases cortas. Sus protagonistas. Desquiciados. Derechistas. Ultra violentos. Es la segunda parte de America.   James Ellroy reescribe la historia de los EUA. Es una trilogía. La primera novela narra de 1958 a la muerte de JFK. La segunda abarca de JFK a RFK. Se situa entre Vietnam y Las Vegas. Entre Howard Hughes y J. Edgard Hoover. La tercera se llama Sangre Vagabunda. Ya publicada. La trilogía américana de Ellroy narra, donde, cuando y porque perdieron la inocencia los EUA.

Ellroy narra. A base de repeticiones. Frases telegráficas. Transcripciones de conversaciones secretas. Sus protagonistas son parias. Ex-soldados. Ex-CIA. Ku Kux Klan. FBI's. No hay espacio para los buenos. Son aplastados. Corrompidos. Pervertidos. La novela tiene defectos. Narración esquemática. Demasiado Larga. Le sobran 200 páginas. Pero también virtudes. Muchas. Personajes inolvidables. Pete Bondurant. Ward Littell. Wayne Tedrow Jr. Llevan el peso de la narración. Menos al final. La descripción de los bajos fondos. Es fantástica. Realista. Veraz. Con múltiples formas de narración. Trama compleja. Amplios matices Pero sobre todo su visceralidad que lo abarca todo.

En Seis de los grandes no hay espacio para la empatia. No se describen lugares. Hay que tener cierto conocimiento de los hechos narrados. Y al final lo que impulsa a seguir leyendo es su visceralidad. Remueve las entrañas. Los pensamientos. Produce odio. Asco. Estremecimiento. Esta trilogía de la América profunda es muy ambiciosa. Negra. Histórica. Es la versión de los malos. Criminales. Asesinos. Mafiosos. Quienes y porque mataron a los Kennedy y a Luther King.
 
James Ellroy sentó cátedra en los 90 con su L.A. Quarted. La dalia negra. El gran desierto. L.A. Confidential. Jazz Blanco. Y con esta nueva saga quiere trascender más allá del generó y a fe que lo consigue. Porque los defectos apuntados no son nada comparado con la fuerza de la historia.  Té sacude sin piedad. Te agarra. No te suelta. Te repulsa. Pero no puedes dejar de leer.  James Ellroy por mil.

Como exclama un personaje de Alan Moore al final de From Hell: “me lo invente todo y resulto ser cierto”. James Ellroy cada noche antes de ir a dormir debe pensar lo mismo. Sus lectores también.

2 comentarios:

Solcec dijo...

Hola. estoy intentando conseguir "Seis de los grandes" en Buenos Aires y me está siendo imposible ¿sabés dónde puedo conseguirlo?

Gracias!

Miqueldps dijo...

Buenas!, no puedo ayudarte porque escribo desde Barcelona. Pero por aquí no es difícil de conseguir, quizás lo puedas comprar vía internet. Saludos.