miércoles, 14 de diciembre de 2011

Norwergian Wood de Haruki Murakami (TOKIO BLUES)

Watanabe llega al aeropuerto de Hamburgo y por el hilo músical suena Norwergian Wood de los beatles e irremediablemente su mente vuela hacia 20 años atrás y a los sucesos que hicieron que  esta canción quedara grabada a fuego en su biografía. 

Norwergian Wood o Tokyo Blues es una novela de iniciación nos narra la vida de Watabe entre los 17 y los 20 años y las experiencias con las que abandono la niñez para convertirse en el adulto que es. Estas experiencias están íntimamente ligadas a la biografía de tres mujeres:  Naoko, Midori y Reiko. Creo que cada uno de ellas supone una rama de la mente de Watabe, locura, amor, sabiduría (no por este orden y no cada una tiene un solo atributo)  y son un paso cada vez más profundo hacia la edad adulta. Con cada una de ellas el protagonista se hace más más  mayor y evoluciona gracias a ellas. Le ayudan a saber quién es y que quiere ser. Con lo que encontramos una novela costumbrista, que nos hablan de sentimientos pero de esa forma tan hermética que tienen los japoneses.

Hay quién dice que esta es la novela normal de Murakami, la comparan con El guardián entre el centeno (que no he leído), no hay excesivas paranoias y bastante menos simbolismo que en Kafka en la orilla.  Narrada desde un punto de vista subjetivo, no sabemos si lo que nos cuenta Watanabe es cierto o si los hechos no se han visto tergiversados por la memoria. Lo que ha hecho que esta novela sea mundialmente reconocida es esa fruición por los detalles, ese ritmo tan japones, pero a la vez marcado por la cultura occidental o americana lo que produce una narración y un simbolismo que supuso  un soplo de aire fresco dentro de la narrativa mundial. Cuando leí Kafka en la orilla, dije que todo el mundo le gusta más Tokyo Blues, ahora que he leído esta yo me quedo con la de Kafka. 

Me quedo con Kafka en la orilla porqué en el mensaje que nos da Murakami, que hay que temer a los hombres sin imaginación y que por ello sus libros son una exaltación de ella misma, la de Kafka es el paradigma definitivo sobre esta idea en la novela de Murakami (hasta proximas lecturas).

Le pongo un 3/5.

2 comentarios:

membrillu dijo...

Aquesta és la primera novel·la que vaig llegir de Murakami i em va agradar moltíssim, però sospito que llegida després de conéixer els altres llibres seus la impressió no deu ser tan gran. El que em va pasasr amb Murakami és que després d'aquest em vaig llegir 3 o 4 seguits més, fins que vaig arribar a "La Crónica del Pájaro que...", em vaig atascar i encara no m'he refet. Crec que vaig "cremar" l'autor. Tinc els de 1Q84 esperant-me, però no em veig amb ànims. Segueixo pensant que és un bon escriptor, però la sola idea de tornar a llegir un llibre seu em fa venir mal de panxa. Segur que ho superaré :-)

Miqueldps dijo...

A mí això m'ha passat amb tans autors!, tambè soc de llegir compulsivament tot aquell autor que m'agrada. La de 1Q84 tb la tinc esperant-me com que encara sera la tercera la podre gaudir, però no m'extrañaria que em passes el mateix que a vos al final del cicle :p.